10

March

0

Así construimos paz

Por FCM

Post_02_Viernes_Catalizando_Web_01 (1)
Mientras el país se polariza y discute sobre el proceso de paz, sobre las posiciones políticas o sobre el sí y el no, el trabajo del voluntariado en Colombia nunca se detiene. Siempre ha estado y estará presente en innumerables lugares, de distintas maneras y por mucho tiempo; en nuestro país aún está todo por hacer y las manos, en cualquier momento, son bienvenidas.

Independiente de la coyuntura política y social del país, por más de 12 años la Fundación Catalina Muñoz, sus aliados y su voluntariado, han venido trabajando incansablemente para, desde su trabajo en pro del apoyo a quienes más lo necesitan, aportar en la construcción de esa paz sostenible y duradera de la que se habla y que aún se sigue buscando. Más de 3 mil casas construidas, así como convertirse en aliados del país y del trabajo de responsabilidad social que adelantan muchas empresas, a las cuales sirve como operador para construir tejido social sólido y permanente, reflejan el aporte real a este proceso desde lo humano, desde lo real y lo práctico.

Vertical
La paz no solo se construye con el silencio de los fusiles -aunque es un gran paso-. La paz se construye en el día a día, con hogares en los que las oportunidades, el respeto y la dignidad prevalezcan. La paz se construye entre todos y trabajando por quienes más lo necesitan. La paz también se alimenta de los sueños hechos realidad. En estos tiempos de paz, nace entonces una de las preguntas más importantes: ¿cómo construimos paz desde el trabajo del voluntariado y de la Fundación Catalina Muñoz?
Para encontrar la respuesta, o las respuestas, es imperativo atender la voz y el pensamiento de quienes permanentemente están desarrollando esta labor en cada barrio, en cada rincón del país en busca de este objetivo. Este es el pensamiento de quienes día a día construyen país.

Esteban Galindo: “Es imposible hablar de paz sin tener en cuenta la participación social, inclusión y la lucha contra la pobreza y la desigualdad. La visión de un país en paz comienza planteando herramientas que permitan superar la segregación y segmentación por clases sociales. La Fundación Catalina Muñoz y su voluntariado posibilitan encuentros interdisciplinarios, de personas que quieren que Colombia sea un país más justo, con mayores y mejores oportunidades para todos.
En ese sentido, se construye paz al permitirnos llegar a lugares desconocidos, al facilitar intercambios socio culturales, y al depositar un voto de confianza en nuestra población, que esperamos sea más tolerante, más generosa y más amorosa. Así se construye paz”.

Stephanie Hernández: “El ejercicio del voluntariado en la Fundación Catalina Muñoz es una oportunidad para aportar a la formación del tejido social, un elemento esencial para la existencia equilibrada de una comunidad. Esto debido a que por medio de los programas y proyectos de la Fundación, se da el espacio para reconocernos en nuestra humanidad (esencia) aceptando que las diferencias son nuestra fortalezas para aportar al desarrollo de todos. Dicen que la base de la sociedad es la familia, pues bien, en la ‘Funda’ nos sentimos y actuamos como familia”.

Mónica Ramírez: “Construir paz empieza desde el pequeño paso de reconocer al otro, respetar y tolerar las diferencias, actuando bajo la concepción de equidad. Denunciar con nuestra labor la desigualdad y creer firmemente que la paz es un escenario en el que colombianos y colombianas tenemos derecho a vivir, y que mientras exista pobreza este ideal no puede cumplirse a cabalidad.
Los espacios que encontramos en la Fundación Catalina Muñoz permiten este reconocimiento, tanto en nuestra formación de voluntari@s, como en la relación que tenemos con las familias y sectores de nuestro país”.

Óscar Briceño: “La Fundación Catalina Muñoz construye paz devolviéndole la ilusión a miles de familias y alegrando el corazón de muchos niños; su sonrisa es la gratificación al trabajo y esfuerzo de los voluntari@s”.
Luz Dary Navarrete: “Una casa es uno de los pilares de una familia… La Fundación con su labor y su voluntariado, construyen tranquilidad, amor y estabilidad”.

Marielys Torres: “Desde Marialabaja, nuestra opinión acerca de cómo se construye paz tiene que ver con que se logra a través de las dinámicas y juegos implementados, porque se transmite alegría y ganas de seguir compartiendo ese instante”.
‘Osos osos’: “La respuesta la tienen las familias con la sonrisa, la mirada, con sus expresiones de gratitud y esperanza, nacidas de esta esta labor. La respuesta está ahí, ‘robándose’ esas sonrisas de familias humildes de niños, jóvenes y adultos”.

En la Fundación Catalina Muñoz, en sus aliados y su voluntariado, existe desde hace más de una década, la convicción de que cada uno y cada familia lucha cada día por un futuro mejor. Por eso es su causa común apoyar el crecimiento de hogares sólidos y felices y aportar en el desarrollo de sus entornos desde distintas acciones sociales. Existe la convicción de que generando nuevas oportunidades, se logra cambiar de manera efectiva y visible la realidad de muchas personas. Existe la convicción, desde hace mucho tiempo, de que la vida digna es la base, el fondo, la esencia para pensar en hacer paz. Los acuerdos, las políticas o las palabras, son solo el fruto de un trabajo que, desde la raíz, se construye día a día porque es lo que cimienta la construcción de un país mejor.

Twitter

Contacto

Diag 48 # 19 -16 // Bogotá Colombia


(571) 4854765 - 7038939


info@fundacioncatalinamunoz.org
voluntariado@fundacioncatalinamunoz.org

Nuestras Redes Sociales

headerBanner